Bloger@ss:)

dimarts, 19 d’abril de 2011

Perdon!

Perdon, perodon y mil mas! Perdon por no aver publicado des de hace tiempo pero esque e estado ocupada!^^ lo siento mucho!
Hoy, ya que estoy os traigo varias cosas!^^

Primero: 

Aqui traigo unos quantos regalos para mis primeros sequidores, muuchiisimas graciias!!

1r premio:


2º premio:


3r premio:


4º premio:



5º premio:



6º premio.


 y por último el 7º premio:


Espero que os hayan gustado!

Segundo:

Aqui os traigo un pequeño relato que escribi ya hace bastante tiempo, no tinene titulo pero espero que os guste: 

Comprendí que  no podía sequir fingiendo que todo hiba bien, tenia que afrontar las consecuencias de lo seucedido. Marty no tenia que cargar con todo, yo tenia parte de culpa.
- Aunque me duela decirlo, la verdad es que yo tengo toda la culpa, Marty ni siquiera  estaba allí cuando sucedió. El solo quiere protegerme. Y yo no le doy ni las gracias - Entonces note como los ojos de Marty me  atraesavan el pecho, sabia que estaba tras el cristal y aunque el  no queria que me pusiera a llorar, lo hice. Entonces la puerta se abrio, entro Marty gritando, que todo lo que decia era mentira una mentira sin fin.

Casii, 9 años!
Tercero (y ultimo):

Aqui teneis, la primera parte del primer capitulo, se que esta en la otra pagina pero es que quiero que me deis vuestra mas sincera opinión. Aqui lo teneis, a y la segunda parte casi esta acabada:

CAPITULO 1 - PRIMERA PARTE - : El principio de un sueño

Des de pequeña mi sueño fue ser una bailarina profesional. Tenia una clase de balet distinta cada tarde y nunca me cansaba de bailar. Mis padres decían, que esa afición al balet era como un cáncer, una cosa que cuando la coges ya no te separas de ella hasta morir, pero esa vez, como en muchas otras ocasiones se equivocaban.
A los trece años les pedí a mis padres que me apuntaran a un colegio especializado en la danza, a ellos les encanto la idea, tenía que ir 3 veces a la semana a Barcelona, a prepararme.
Al fin llegó el día de la prueba. La sala estaba vacía salvo por una mesa donde se encontraban los cuatro jueces que decidirían si entraba o no.
En los dos trimestres siguientes estuvimos esperando una respuesta de la escuela, hasta que un día de julio llego un paquete junto con una carta, los dos con el sello de la escuela.  Lo abrí rápidamente, mientras mis padres abrían la carta.
- Claudia mira lee este párrafo de la carta- me dijo mi madre con una gran sonrisa en la cara
- Querida Claudia Llop Garriga, nos agrada informarle de que ha sido admitida en el Colegio de danza María Teresa  Gilbert... -  Después de leer esas palabras, empecé a dar saltos por toda la casa.
Luego me acordé del paquete, así que seguí abriéndolo. Dentro se encontraba un finísimo tutú de seda rosa, el cual ya tenía puesto unos segundos después. Me quedaba perfecto, ¿como sabían los de la escuela que talla usaba?, pero eso en ese momento no me importaba, me habían admitido en una de las mejores esquelas de balet del mundo ¿que podía pedir mas? Entonces sonó el teléfono. 
- ¿Si? - respondió mi madre - enserio..., de verdad..., que ilusión..., adiós, ¡hasta pronto!
Cogió el teléfono rápidamente y con una sonrisa que le ocupaba toda la cara me dijo.
- Claudia tengo una buena noticia, una noticia buenísima...
- ¿Que mama que?
- ¡Jordi vuelve a casa!
- ¿De verdad?
Entonces fue cuando el día no podía ir mejor, me habían admitido en la escuela y Jordi mi hermano mayor que no veía desde hace ya seis años volvía a casa, era el mejor día de mi vida.

Casii

1 comentari: